A partir de cuándo es malo jugar videojuegos

By on abril 29, 2017

Cuando los videojuegos  se vuelven perjudiciales

En el presente siglo 21 hay muchas cosas que la tecnología en la industria del entretenimiento nos ha brindado, conexiones inalámbricas vía bluetooth, internet de alta velocidad, resoluciones en 4K y por supuesto los videojuegos.
Con la tecnología VR que simula un entorno virtual como nunca antes y las consolas trayendo más cosas como la Nintendo Switch, el futuro de la industria sigue en ascenso, aparte de brindar gran cantidad de trabajos a diversos profesionistas, desde artistas gráficos hasta programadores.
También ha sido origen del impulso de la generación de Gamers que juegan  en vivo para sus fans, así como los youtubers cuya presencia en el mundo de la información se hace más frecuente.Es entonces importante hacerse la pregunta, ¿Cuándo se vuele malo jugar videojuegos?Es pues que se pueden resumir varios aspectos en dónde jugar videojuegos es malo:

Cuando la cantidad de horas jugadas es perjudicial para la salud.

Esto es muy variable porque depende de la salud física de la persona así como de las rutinas de actividades que tenga pero a grandes rasgos jugar durante 12 horas sin tomar descansos y todos los días, se convierte en un riesgo a la salud, no en el primer mes, pero con el paso de los días se pueden ver afectaciones en la integridad física como en la alteración de los tiempos de comida o bien en la cantidad de sueño reparador necesario.

Muchos Gamers que trabajan en las transmisiones en vivo le dedican grandes cantidades de tiempo a las labores de los juegos, es natural ver jornadas de 12 horas o más en los expertos en dichas áreas pero la mayoría tiene un estricto horario que sigue para tomarse descansos o variar el tiempo de juego durante la semana. Por ejemplo, la rutina normal para un gamer que trasmite en vivo podría ser de una o dos horas por día, pero en eventos especiales como el llegar a una cierta cantidad de seguidores, se puede extender a un maratón de 24 horas, para luego relajarse el día siguiente.

Mantenerse jugando durante más de 24 horas se vuelve peligroso si no se deja descanso, pero es bastante difícil que alguien se presione tanto para jugar durante más de ese tiempo porque factores como la fatiga afectan el desempeño del juego además de que el hambre o el dolor de articulaciones pone límites como advertencias.

Jugar videojuegos es realmente malo cuando el jugador, a pesar de ver las señales que le da su cuerpo, sigue presionándose demasiado sin considerar descansos o alimentación,  se ha visto a gamers que hacen ese tipo de cosas tener dolores en las articulaciones y suelen tener revisiones periódicas con el médico.

Jugar todos los días excesivamente durante más de 12 horas continuas termina en la larga en dolores crónicos de articulaciones en las manos así como otros síntomas de sedentarismo, la vista es otro de los factores más afectados.

Sin embargo jugar un tiempo inclusive de 10 horas diarias entre semana se puede balancear con una rutina establecida, cuidar la alimentación, respetar las horas de sueño, hacer ejercicio, limitar las horas según el desempeño del organismo así como realizar actividades diversas al aire libre en general. Si te preguntas porqué jugar 10 horas al día, es porque los profesionales que se dedican a jugar videojuegos obtienen ganancias suficientes como para considerarse un trabajo, debido a factores como la competencia éste tipo de jornadas son bastante comunes.

Por otro lado, si estás viendo que te lesionaste la mano por ejemplo, no puedes pensar en jugar videojuegos ya que si lo haces no darás el descanso necesario, lo mismo si debes de descansar la vista después de alguna lesión temporal.

Otra cuestión es el tiempo que se permanece sentado, si por ejemplo en el trabajo una persona pasa ocho horas sentado al día en la computadora y llega a su casa a jugar videojuegos unas dos horas, el efecto podría sentirse igual en un gamer que juega las 10 horas seguidas.

Respecto a los temas de los videojuegos y la mente hay muchas cosas que se pueden decir pero a grandes rasgos, no debería de afectar más el contenido de lo que afecta el tema de una película, si te gusta por ejemplo una película y la tienes en DVD es natural que la veas varias veces, con los videojuegos el efecto es el mismo sólo que al ser más interactivo hay menos enfoque en el contenido temático que maneja la trama principal, muchas veces incluso se puede perder el interés en el videojuego por la monotonía, al punto que el jugador termina odiando el tema de por vida.

Cuando los gastos en videojuegos afectan la economía.

Esto generalmente no era tanto un problema en la década de los 90 pero ahora si lo es, con los grandes costos que se incrementan, tanto por la producción así como la política económica en la industria de los países respecto a los videojuegos, no es tan fácil tener una colección así como de conseguir los mejores títulos.

El problema viene cuando  un gamer se vuelve un comprador que gasta el dinero de una manera compulsiva, sin percatarse de cómo va su situación económica del todo, esto es muy difícil que pase ya que revisar los precios es una de las cosas que mejor sabe hacer un gamer, pero en casos especiales, se puede desarrollar una especie de compulsión no sana respecto a coleccionar videojuegos sobre la sustentabilidad económica.

La mayoría de los coleccionistas logra formar su gran contenido de artículos porque saben administrar su dinero, así que no confundas las cosas, esto es más bien como lo que pasa con las personas que compran en tiendas gastando más dinero del que tienen al punto en que terminan con deudas que no necesitan.

Hay que mencionar que, en la comunidad gamer, la gente que habla en los foros siempre da pistas para ahorrar tanto dinero como modificar el interés respecto a un juego, además en los videojuegos  existe un fenómeno que no se da en las compras compulsivas y ese es que a veces, basta con ver a un personaje famoso jugarlo para que se te quiten las ganas de adquirirlo, eso es un antídoto natural contra la impulsividad al comprar.

Gastar de más en videojuegos es algo raro de ver, aun los que comprar cientos de juegos en formato virtual suelen escapar de los peligros de la quiebra porque van aprendiendo cómo deben comprar y en qué fechas. Con el tiempo se ha visto a jugadores así ir cambiando lentamente sus hábitos cuando entran en contacto con otros individuos que han pasado por el mismo problema, como se ha dicho antes, la comunidad de jugadores gamer es bastante de ayuda.

Conclusiones

Como podrás ver, toda actividad es mala en exceso, es cierto que actualmente para tener cierto tipo de reputación necesitas jugar una cantidad de horas bastante larga, es éste uno de los detalles que se deben de tomar en cuenta, respecto a la salud del jugador, aunque no se hablan mucho de ello, gran parte de ello es porque los videojuegos a diferencia de otras áreas del entretenimiento tienen una función de evolución, esto es, que el interés en el jugador cambia conforme pase el tiempo, llega un punto en el que entienden de qué va el asunto y limitan sus horas de juego por ellos mismos.

Por otro lado, las empresas de videojuegos están tomando más cartas en el asunto ante los jugadores que pasan demasiado tiempo jugando sin detenerse, una de las medidas es la de sacar a los jugadores del juego tras llegar a cierta cantidad de tiempo, otras formas más dinámicas, consisten en que se desarrollan juegos que requieren el uso de todo el cuerpo, como los juegos de Wii sport, Just Dance o el 1-2 switch.

Como todo, los jugadores cambian sus hábitos, aquellos que pasan 12 horas jugando diarias para el final del mes pueden perder todo el interés en ese ritmo, e inclusive, se ha visto a jugadores abandonar por completo su vida gamer por falta de interés, es  como un proceso normal en muchos jugadores de videojuegos. Solamente ante una incentivo importante como el ser el líder de una comunidad, tener una base de fans o el dinero para considerarlo como un trabajo puede mantener la constancia de horas pero cuando eso sucede, dichos gamers saben bien que deben cuidar su cuerpo y empiezan a tomar media para balancearse.

Mientras se entienda que los excesos son malos, una buena rutina variada de actividades así como el cuidado de la salud, los videojuegos nunca son un problema. Pero si ves que alguien tiene que estudiar para un examen pero en lugar de eso está jugando videojuegos, entonces allí si se convierten en malos, los videojuegos son un sistema de entretenimiento. A no ser que seas un profesional, no son tan importantes para la vida como lo sería un libro, una película o un juego de fútbol.

Quizá en el futuro si la paz reina en la humanidad y con una súper tecnología, los videojuegos podrían evolucionar a algo más interesante, genial e importante.

Referencias

Es mi propio trabajo teórico, exclusivo para juegosfun.net obviamente.

El video del pato se obtuvo de giphy.com/gifs/tired-sleeping-duck-wsEX8uMrTRDoI

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *