Cuando los Gamers piden más de lo mismo

By on julio 6, 2018

Cuando los Gamers piden lo mismo una y otra vez

Suele pasar que tanto los jugadores casuales, profesionales, probadores (testers) e incluso críticos suelen pedir más de lo mismo a una franquicia o la tendencia de juegos en temporadas, dentro de las razones se puede mencionar siete causas principales.

Repetir la experiencia

Es la idea de volver a sentir lo mismo al jugar un videojuego, es bastante común ver a jugadores quejarse de que hay algo diferente que alejo la experiencia inicial que tuvieron, aún si es algo positivo.

Una de las consecuencias que tiene es que si el siguiente juego en una franquicia determinada es exactamente igual, dándole al fan lo que pide, no significa que se repita la experiencia inicial, puesto que factores como la edad o las situaciones sociales y el avance tecnológico influyen mucho en dicha sensación, de tal manera que aún si el juego es idéntico teniendo una mejora en gráficas no generará le misma sensación que la primera ocasión que se jugó ante el jugador.

Debido a que la experiencia inicial es muchas veces un evento irrepetible en la historia de una persona, en los videojuegos suele culparse a otros aspectos del juego para intentar justificar que hicieron algo mal con la nueva entrega de la secuela, ya que según éste razonamiento, no cumplió las expectativas.

La incertidumbre a lo nuevo

Cuando un crítico de videojuegos tiene experiencia en un cierto tipo de género o aún en mecánicas específicas, resulta particularmente difícil juzgar algo con lo que no tiene un marco de referencia previo.

Es aún más difícil para los críticos que tienen que dar la respuesta primero, como en el caso de un demo exclusivo para la prensa, puesto que no tendrán las reacciones de los jugadores a la mano, en general se suelen hacer comparaciones para tener una opinión al respecto.

Muchos de los problemas con las cosas nuevas en videojuegos es cuando las comparaciones son tan certeras que terminan dándose razones de por qué la innovadora experiencia de juego está mal por no ser igual a dichos antecedentes.

Inversión de tiempo

Cuando se traen nuevas cosas a una franquicia se suele requerir tiempo para aprender los cambios, muchas de las veces el saltarse esa fase de aprendizaje termina en una mala experiencia para el jugador.

Cuando un videojuego con ideas nuevas aparece lo primero que pide es tiempo al jugador, todo lo que le tomará aprender el ritmo y estructura del juego pude devenir más tarde, por ejemplo después de terminar para empezar un segundo juego en dónde no cometerá más errores adaptándose mejor a los nuevos planeamientos.

Esto era prácticamente la regla durante los tiempos de las primeras generaciones de consolas, en dónde la única manera de experimentar un juego era jugándolo.

Esfuerzo de adaptación

Dentro del tiempo que consume el adaptarse, está el factor de dificultad, muchas de las veces requieren de diferentes niveles de aprendizaje.

Para esas personas que les parezca muy difícil adaptarse, por ejemplo a los controles, estarán culpando al diseño del juego más que a su habilidad por ejemplo. Ahora, si la mayoría de los jugadores tiene el mismo problema entonces se toma como verdad para los ojos de los jugadores en general.

El efecto colateral es que la simplificación se incrementa exponencialmente hasta llegando el punto que podría afectar al Gameplay.

También, para algunos jugadores es demasiado el tener que dejar de lado habilidades en donde son expertos, esto pasa muy seguido ante cambios radicales en las secuelas de títulos famosos.

Seguir al grupo

Muchas de las ocasiones, cuando un videojuego se vuelve famoso y crea una gran cantidad de seguidores, la comunidad se solidifica en torno a la experiencia de juego. Si la base de seguidores es muy específica, el equipo desarrollador no se atreverá a brindar una nueva experiencia que aún si es mucho mejor podría molestar a sus propios seguidores.

También, en las tendencias de videojuegos, en dónde todos los desarrolladores quieren hacer juegos de un determinado tipo de género, como los shooter porque son populares, la experiencia estará diseñada para que sea básicamente la misma a la de la competencia.

Los seguidores de una determinada serie que piden un juego nuevo basándose en lo que es popular, incluso podrían pedir tan sólo un clon de lo que ya han visto.

Accesibilidad de contenido

Por lo menos en cuanto a los revisadores de videojuegos se puede comentar lo siguiente:

Es mucho más fácil revisar un juego encasillado en un género específico a uno que implica variaciones o es completamente diferente, tiempo, análisis y experiencia.

Por ejemplo si un juego se identifica como de plataformas y aventuras, ya se puede tener una idea de que tratará a diferencia si se trata de un juego de plataformas que se identifica como una mezcla de RPG y novelas visuales.

Incompatibilidad de expectativas

Suele pasar que la nueva experiencia, sorprendentemente es, pues, nueva y debido a eso no hace par con ninguna de las expectativas del jugador o del crítico, entonces bien podría ser visto como una decepción.

Entre más grande la ilusión más fuerte resultará la ruptura emocional al darse cuenta de que, efectivamente, se trata de algo diferente a lo que pensaban porque es nuevo y nunca lo han jugado antes, después de  todo esa es la función de las cosas nuevas.

Consideraciones

No es lo mismo agregar cosas nuevas a un videojuego original que a una quinta entrega de una franquicia determinada, la base de fans es de lo más importante para la creación de las continuaciones, mientras que al buscar nuevos jugadores se estaría intentando resetear la audiencia objetivo.

Es bastante difícil cuando la compañía de una gran franquicia tiene todas estas geniales ideas pero en lugar de crear una nueva IP como mensaje a sus seguidores (de que harán cambios), terminan agregándolas a la secuela, es mucho más reactivo si no se hicieron pruebas con la comunidad antes de liberarlas en su nueva entrega.

Dentro de los factores conflictivos entre las cosas nuevas añadidas a videojuegos, está la relación entre los desarrolladores y los jugadores, sobre todo si los juegos que rodean un título determinado siguen un patrón contrario a la idea de la competencia, puesto que también influyen creando la referencia básica hacia un género específico.


Sea cual sea el caso, es importante decir que cada vez se hace más complicado crear cosas nuevas, porque la historia sigue avanzando creando una lista extensa de ideas ya hechas, básicamente a éstas alturas el desarrollo creativo artístico tiene más retos que nunca, después de Mario, Halo, Minecraft, Pokemon, entre tantas otras franquicias famosas se hace difícil destacar con algo que no se haya visto antes.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.