Lo genial de la aldea Kokiri

By on febrero 21, 2018

 

La aldea Kokiri de Ocarina of Time

Una de las mejores cosas era que cuando empezabas el juego tenías está expectación de que estabas jugando una historia muy lineal con objetivos limitados, pero luego cuando llega el turno de Navi, la hada azul que te da apoyo siempre, empieza algo genial.

En los tiempos en que fue liberado el Nintendo 64 se estaba empezando a ver los potenciales de las creaciones en 3D, esto se puede ver muy bien cuando Navi empieza a navegar por el bosque hasta llegar a la aldea Kokiri en busca del héroe.

Luego por arte de magia ves la introducción a tu personaje, un niño sencillo que tiene su propia casa, puedes explorarla mientras te impresionas por el enfoque de la cámara, desde ese momento podías ver todo el enfoque de los RPGs de vista isométricos llevados a otro nivel.

Luego sales y puedes ver una gran animación de descubrimiento, empezando por el cielo y un close up que no te deja ver a los alrededores, pero lentamente mientras la música entra en escena vas observando toda la aldea desde una posición privilegiada. Justo antes de que puedas pensar en algo la cámara rápidamente recaptura tu atención para que veas a Sara, la primera Kokiri que te da la bienvenida.

Luego de allí puedes ir por todos lados buscando lo que tienes que hacer, lo interesante es que las limitaciones que te pone el juego parecieran estar hechas para hacerte creer que no pueden superarse, luego después de que has explorado toda la aldea y hablado con todos vas descubriendo secretos que terminan dándote acceso a nuevas áreas y de manera sorprendente, resulta que ese era el camino principal de la historia.

Uno puede fácilmente identificarse con las intenciones de los personajes, también ese ambiente en el que todos son niños con hadas le daba una especie de hogar al corazón infantil. La música es tan memorable que se quedará contigo por bastante tiempo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *