Lo genial de la pieza musical de dire dire docks

By on septiembre 3, 2019

La melodía de dire dire docks

Esta melodía apareció en 1996 junto con el lanzamiento de Súper Mario 64 y fue creada por el compositor: Koji Kondo.

Es el tema acuático del juego que se presenta en los siguientes mundos:

  • En el mundo 03 Bahía del Capitán
  • El área secreta: El Acuario Secreto
  • En el mundo 09 Dire, Dire Docks

Es una de las melodías más bonitas de todo el juego y es clasificada por muchos como la mejor pieza del Soundtrack así como una de las más emblemáticas de los juegos de Mario.

Sería difícil saber en qué lugar el autor, Koji Kondo-san, puede ubicar esta pieza dentro de sus composiciones favoritas.

Escuchando la pieza musical

Es una pieza que pasa por varios temas pero sin perder su estructura base, haciéndola fluida y a la vez versátil, comenzando con un inicio que marca una principal atención a la melodía principal y que gradualmente adquiere acompañamientos así como un repertorio de instrumentos bien trabajado.

La selección de instrumentos es la correcta, hace que el enfoque emocional se sostenga bien sobre los acompañamientos, el balance que se hace entre la melodía principal y la secundaria que le da una base sólida permite que se exprese libremente y resalta el punto crítico de la combinación de la escala musical.

Se puede ver cómo ésta pieza está trabajada a partir de la referencia del desafío y la aventura que rodean al título de súper mario 64, ya que en el climax el ritmo se acelera pero conservando la estructura de tiempo lo que la hace bastante coherente.

En el acelerando de la pieza se puede ver como recibe rápidamente un eco de respuesta que no deja en espera al que escucha la pieza, sirve de una introducción en donde la intensidad y saturación surgen gradualmente y se establecen con la entrada de la percusión.

Uno de los desafíos más interesantes que tiene ésta pieza musical es el efecto que se da en el mundo de los videojuegos y que no es tanto algo con lo que tengan que batallar los músicos clásicos y eso es la repetición perfecta en bucle de la pieza.

Después de haber completado el desarrollo total que implica un rito más intenso y haberse completado con la aparición de la percusión, el retroceso a el inicio de la apertura como la melodía llena de silencio de los acompañamientos hace que sea un reto, haciendo que vuelva sobre sus pasos a un estado intermedio de avance para luego volver a llegar a la segunda conclusión que posteriormente puede ser retraída de nuevo al inicio de la pieza permitiendo el efecto de bucle.

Es bastante interesante notar que el diseño de los niveles del videojuego, en particular, el tiempo de atención del jugador en el escenario parece sincronizarse muy bien con la duración de un desafío, es algo que el compositor tomo en cuenta, seguramente Koji Kondo-san tenía una idea de un promedio general en el que el jugador estaría completando el nivel.

La pieza es toda una obra artística producto de un trabajo magnífico de un compositor que, desde mi perspectiva, es sin lugar a dudas el mejor compositor de música para videojuegos del mundo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.